¿Y el domingo qué se hace? Explicando el Día de Comunidad

Como ya os hemos ido contando, el día 6 de Noviembre será el día de Comunidad o Contributor Day.

Para este día, no hay conferencias programadas como para el sábado, sino todo lo contrario… ¡Habrá desconferencias!

Pero… ¿Qué es una desconferencia?

Una desconferencia es una conferencia en la que los propios participantes y asistentes toman un papel más participativo y activo. No es la típica ponencia programada para hablar de un tema específico.

En la WordCamp Santander, se plantearán dos tipos de desconferencias:

  • Mini-Workshop o taller.
  • Sesiones de discusión.

¿Quién imparte estas desconferencias? ¿Quién puede aportar?

Cualquiera puede proponer una desconferencia; a primera hora -quien quiera participar- la gente hará propuestas y se harán votaciones; decidiendo así los propios asistentes qué desconferencias se llevan a cabo.

Como digo, cualquiera puede presentar su desconferencia; bien sea un mini-workshop o una sesión de discusión. Basta con rellenar un papel con los datos arriba mencionados y entregarlo en los puntos para tal efecto (se indicará durante el evento).

Tienes hasta el día de Comunidad para pensar qué quieres contar o enseñar.

Algunos consejos para afrontar una desconferencia

  • Crea un tema y oriéntalo a la participación. Una cosa es decir “Vamos a hablar de AJAX” y otra muy diferente es “Historias de guerra con AJAX: lo feo, lo bueno y lo malo del desarrollo con AJAX”. Puede parecer el mismo tema, pero llama a la interacción del público asistente; por lo menos incita a su opinión. Le permite a la gente pensar en sus historias reales e ir preparados a la sesión, con ganas de participar.
  • No temas a los temas complicados para ti. El único filtro en una desconferencia eres tú. Un truco es escoger un tema del que siempre quisiste escuchar en un congreso, pero nunca lo hacen. Es tu oportunidad.
  • Haz hincapié en la participación. Haz tu desconferencia popular; que la gente tenga ganas de participar, aportar, preguntar. Es bueno plantear unos puntos clave de cara a la sesión y exponerlos para que la gente sea el plan de vuelo de la sesión. Eso hará que sea más fácil saber qué irá llegando en el transcurso de la desconferencia y que la participación sea más alta.
  • Se un buen anfitrión. Al presentar una desconferencia, el anfitrión serás tú. Se amable, considerado, introduce a la gente y marca las pautas.
  • Se amable y más extrovertido que nunca, como si la fiesta se estuviera celebrando en tu casa. Si conoces a gente en la sala, utilízalos para romper el hielo (asígnales tareas básicas con preguntas o participación al inicio de la sesión). Por otro lado, crees que eres un anfitrión pésimo, otra opción es llevar la sesión con un compañero.
  • Aprovecha esta oportunidad única. Esa mezcla de experiencia y opinión en la sala es única, y sólo se da en una desconferencia. Lanza preguntas a la gente para saber qué nivel hay en la sala: “¿Quién sabe sobre X?” “¿Alguien ha hecho Y con Z?”
  • Relájate y disfruta. Si te diviertes, conviertes la sesión en un momento alegre y la gente lo percibe y se contagia. Recuerda, tú marcas el tono. Si te diviertes con la temática de la desconferencia y sonríes, la gente tenderá a ser más amable y estar más relajada. Si tienes miedo o te sientes inseguro, la gente tendrá una actitud cautelosa y vacilante.
  • Continúa la conversación. Permíte a la gente continuar la conversación aún habiendo terminado la sesión (Correo electrónico, foros…)

Algunos ejemplos de desconferencia

  • Grupo de discusión. Alguien escoge un tema y lo introduce, lo escribe en el tablón y genera una sana discusión en torno a ello.
  • La semi-charla. Una presentación de 5 a 15 minutos por el organizador que termina en una sesión de debate.
  • La muestra y la charla. El organizador tiene un proyecto, demo, beta o cualquier cosa para enseñar y dejar que la gente juegue con ello. Alternativamente, se pregunta a los asistentes que enseñen sus proyectos (común con los temas).
  • Aprende cómo hacer X. Si estás decidido a enseñar, esta es una buena oportunidad. Enseña a los participantes cómo hacer yoga, trucos de magia, lo que quieras. Sólo asegúrate que tienes todo lo que necesitas, y que tienes la habilidad de enseñar a 5, 10 o 15 personas al tiempo cómo hacer algo.
  • Lectura. Puede parecer soso, porque el formato en sí es poco participativo. Pero si eres bueno en lo que haces, o tienes un buen libro o manifiesto, puedes enseñarlo. Si sólo van a asistir 10 personas, puedes intentar hacerlo más participativo.

Si quieres saber más sobre las desconferencias, te recomiendo la lectura How to run a great unconference session, de Scott Berkun.

¿Qué más te encontrarás durante el Día de Comunidad?

El día de Comunidad es para “hacer WordPress“. Esto es, colaborar en traducciones, theme reviews, aportando al core… Entre todos conseguiremos que WordPress sea una herramienta -todavía- mejor.

Para este propósito habrá mesas de trabajo con las diferentes áreas que hacen WordPress. Podrás unirte a las mesas de trabajo que más te interesen y aprender con los mejores.